Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘balleneros vascos’

Selma Huxley, historiadora canadiense reconocida internacionalmente como experta en historia naval, recibió la Medalla de Oro del Aquarium de Donostia San Sebastián.

IMG_7097

Mesa presidencial. De izquierda a derecha, Vicente Zaragüeta, presidente del Aquarium, Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno Vasco, Selma Huxley, Mitxel Unzueta, de la Cámara de Comercio de Bibao y Mikel Barkham, hijo de Selma

Selma HuxleyMedalla de Oro de la Real Sociedad Geográfica Canadiense, posee asimismo la Orden de Canadá, dos Doctorados Honoris Causa y el nombramiento como Cónsul Honorario de Bilbao y Amiga de número de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.

Selma profundizó sus estudios en torno a las pesquerías trasatlánticas a partir de los años 70 y logró localizar abundante documentación inédita investigando en archivos del País Vasco y del resto de la Península. Tal y como afirma Vicente Zaragüeta, presidente del Aquarium de San Sebastián, “sus estudios supusieron un salto cualitativo en el conocimiento de la actividad ballenera y la pesca del bacalao en Terranova, tan relevante en la historia marinera vasca“.

Uno de los principales puertos frecuentado por los arrantzales vascos, en concreto Red Bay (Labrador, Canadá), Sitio Histórico Nacional de Canadá, objeto central de las investigaciones de Selma Huxley, fue declarado justo un día antes del homenaje, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por la aportación de los vascos a la historia de Canadá, lo que ha merecido un espacio destacado en los principales medios de comunicación canadienses. No cabe ninguna duda que la aportación de Selma durante cerca de cuarenta años de investigaciones ininterrumpidas ha resultado muy relevante para este importante reconocimiento mundial a la historia de los vascos.

Selma, rodeada de amigos

Selma estuvo acompañada de miembros de su familia como sus hijos Mikel y Serena, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, el presidente del Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Bilbao y exsenador, Mitxel Unzueta, el presidente del Aquarium, Vicente Zaragüeta, la directora gerente, Esther Irigaray y la exdirectora de relaciones públicas de la Cámara de Comercio de Bilbao, Teresa Querejazu. Asimismo se encontraban muchísimas  personas del mundo de la cultura, Karmele Goñi, Enrique AyerbeSebastián Agirretxe o Andoni Monforte.

IMG_7123

 Momento en que Vicente Zaragüeta, presidente del Aquarium, impone la Medalla de Oro a Selma. Su hijo, Mikel, detrás, no puede disimular su emoción

IMG_7237

 Selma y su hija, Serena Barkham (centro) escuchan a Teresa Querejazu

IMG_7229

De izquierda a derecha, Selma, su hijo Mikel, Isabel Zarauza, alcaldesa de Plentzia, que obsequia a la ilustre historiadora con una botella de vino de reserva de la Bahía de Plencia, Jose Mari Gorordo, autor del blog, Borja Saracho EchevarriaSilvia López de Guereñu y Teresa Querejazu

IMG_7201

Selma, feliz, sonríe, junto con su hijo MikelAndoni Monforte, otrora diputado en el Congreso de los Diputados, consejero de Sanidad y viceconsejero de Comercio y Turismo del Gobierno Vasco y Teresa Querejazu 

IMG_7138

Selma saluda al numeroso público asistente al acto que abarrotó el bello marco del Aquarium de San Sebastián. En la foto aparece arropada por Esther Irigaray, directora gerente del Aquarium (a su derecha) y Mitxel Unzueta (a su izquierda); detrás, entre Josu Erkoreka y Esther Irigaray, se puede ver a Karmele Goñi, exdirectora del Museo Arqueológico y Etnográfico Vasco de Bilbao, miembro de la Junta de Fundadores del diario Deia y amiga de Selma

IMG_7186

Selma y Teresa Querejazu, dos mujeres luchadoras y emprendedoras, escuchan atentas al historiador y editor Enrique Ayerbe   

 

IMG_7172

María Victoria Cañas y Selma Álvarez Barkham, nieta de Selma

 

IMG_7127

IMG_7133

Selma recibe la felicitación del representante del Gobierno Vasco, el consejero Josu Erkoreka

IMG_7145

Anuncios

Read Full Post »

Elia María Blanco Barbero, alcaldesa de Plasencia (ciudad extremeña fundada por Alfonso VIII en 1186 y situada  a la salida de un valle y entre pasos montañosos, cercana al vado del río Jerte) recibió en su despacho municipal a Pepe Extremadura, mostrándole su apoyo, para que finalmente se conceda la Medalla de Extremadura al conocido y popular cantautor.

Fachada principal del ayuntamiento de Plasencia, en la Plaza Mayor

Durante la cordial audiencia, explicamos a Elia María Blanco las campañas que se han puesto en marcha, tanto en este blog como por iniciativa de diversos alcaldes y cargos públicos de Extremadura, como Kiko Monterroso, alcalde de Aldeacentenera, y muchos otros.

La alcaldesa de Plasencia dio su apoyo a Pepe y se mostró interesada en conocer los detalles de la campaña, para lo que le facilitamos la dirección web de este blog, al que, desde aquí la invito si desea participar con algún comentario adicional.

Elia María Blanco, alcaldesa de Plasencia, con Pepe Extremadura. Al fondo, el escudo de esta bella ciudad catedralicia del Valle del Jerte.  

Por cierto que el nombre de “Plasencia”, lugar placentero, es, con diversas y leves variaciones, compartido, no sólo por Palencia, sino en el País Vasco por mi villa natal, Plencia (Vizcaya), Plasencia de las Armas o Soraluze, en Guipuzcoa, y Placentia (Terranova, Canadá), con una pequeña ciudad del mismo nombre, denominación que igualmente recibe la bahía que le circunda. Dicen que se debe a los marinos de mi pueblo, Plencia, en la época de la pesca de las ballenas (otro día traeré al blog la foto de la ciudad canadiense).

Si la alcaldesa de Plasencia desea iniciar relaciones con Plencia o con la ciudad homónima de Terranova, estoy seguro que en el ayuntamiento de Plencia, con su alcaldesa al frente, Isa Mari Zarauza (por cierto, compañera de Universidad y amiga), estarían encantados; en el caso de Terranova, la cosa es algo más complicada por la distancia, pero las relaciones ya están abiertas a raíz de una serie de reportajes de los balleneros vascos que se emitieron en la Televisión vasca, EITB, dirigidos por la prestigiosa historiadora Selma Huxley.

Sólo hace falta ponerse a trabajar.

Read Full Post »