Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘centros culturales’ Category

I

Han pasado 20 años desde que conocí a Agustín  Santarúa (Agustín Menéndez Prendes), ilustre periodista asturiano, natural de Candás y residente en Salinas (concejo de Castrillón, Asturias) hasta su fallecimiento, en febrero de 2009.

Santarúa, un hombre visionario, siempre pensando en nuevos proyectos, fue uno de esos personajes capaz de aglutinar en torno a sí y a sus ideas a personas muy diversas. Entre sus iniciativas, destaca la de haber sido el impulsor del “Museo de Anclas”, auténtico propósito cultural de unión de ciudades marítimas, situado al aire libre, en La Peñona de Salinas, al final de la playa, en el lado oeste.

Siempre estuvo empeñado en promover proyectos relacionados con la cultura, la mar, el desarrollo económico y el respecto al medio ambiente, desde un profundo sentimiento de amor a su tierra, Asturias.

La última semana de junio, convocados por Santarúa, solíamos acudir a participar en una Semana Cultural, que culminaba el 28 de junio, coincidiendo con el aniversario del accidente de aviación que en 1979, le costó la vida al hijo del comandante Cousteau, al que hacíamos una ofrenda floral desde la plataforma que se encuentra frente a su busto, en La Peñona.

Pues bien, en el libro, “La política de otra manera” (1993), dedico un apartado a contar lo que tuvo lugar allá por el año 1988 o 1989. Por su brevedad, lo transcribo:

“…Y hablando de esculturas, recuerdo que colaboramos en la feliz idea de un grupo de amigos de la localidad asturiana de Salinas….En efecto, la “Cofradía de la Buena Mesa de la Mar“, presidida por Pedro Piñera y el Vigía Mayor, el activo Agustín Santarúa, en estrecha colaboración con el ayuntamiento de Castrillón, han hecho realidad un viejo sueño, único en el mundo: “El Museo Philippe Cousteau del Ancla“.

Los bilbainos fuimos los primeros que les donamos un ancla, que se encuentra hoy situada en la Peñona de Salinas.

Las anclas, que sirven para sujetar las naves al fondo del mar, que se mantienen tal cual a pesar de los numerosos avances tecnológicos en otros campos de la navegación, simbolizan lo que se aferra, lo que nos sujeta, lo que nos fija a una referencia, lo que, en definitiva, nos da seguridad en nosotros mismos y en el futuro”.

En la web del Museo de Anclas antes citada, se puede leer lo siguiente:

“La idea de “El Museo de Anclas Philippe Cousteau” surge a finales de los años 80 en el seno de la “Cofradía de la Buena Mesa de la Mar”, para rendir homenaje continuo de amor a sus gentes, y a toda la cultura que esta representa a través de la unión de los mares y los océanos para lo que se pensó en la figura de Philippe Cousteau, ofreciendo así un homenaje eterno a las gentes que dieron su vida por ella.

El museo está concebido como un conjunto monumental al aire libre donde se resalta la belleza de las anclas, el Templo de los Océanos, o el busto de Philippe Cousteau.

Es idea original de Agustín Santarúa, Vigía Mayor, que La Cofradía hizo propia con tal entusiasmo, que pudiera afirmarse que ha servido de núcleo aglutinante y hasta de especial identificación de la propia Cofradía, traspasando una primera finalidad gastronómica con otras dedicaciones culturales. 

A los años 1989 y 1990 corresponde la maduración de la idea de creación de un Museo, su valoración, planificación y negociaciones con el Ayuntamiento de Castrillón…”.

 

En 1991, se encargó la escultura de bronce con el busto del hijo del Comandante Cousteau a Vicente Santarúa (hermano de Agustín Santarúa, y autor, entre otras obras de la escultura dedicada a Woody Allen que se encuentra a pie de una de las calles más concurridas y populares de Oviedo).

Si importante es la obra, el lugar elegido para su colocación no pudo ser más acertado, teniendo en cuenta el final trágico de Philippe Cousteau, como lo prueban las siguientes fotos tomadas ayer mismo.

II

El Museo en La Peñona

Cuelgo a continuación algunas de las anclas extendidas a lo largo y ancho de La Peñona, conformando el Museo al aire libre:

 Barranquilla (Colombia) hermanada con el Principado de Asturias a través de los mares y la historia

Edgard George González, Alcalde distrital) ciudad de Turbo, Barranquilla (Colombia), 20 de julio de 1997

Ancla tipo “Danforth“, donada por la Jefatura de la Zona Marítima del Cantábrico e instalada por el Excmo. Ayuntamiento de Ferrol (23 de octubre de 1997)

Composición  “Es Forner” y “Hondero Balear“, de Lorenz Roselló (1868-1901)El Govern Balear, al pueblo de Asturias, Castrillón, mayo 1991

 

Ancla donada por el ayuntamiento de DonostiaSan Sebastián, perteneciente al barco “Alfonso XIII” (1927-1966)

 

 

Ancla donada por el ayuntamiento de Bilbao, del barco “Ciudad de Ceuta” (1929-1983), hundido en la Ría de Bilbao en las inundaciones de 1983, que tuve el honor de entregar a la Cofradía de la Buena Mesa, y fue la primera con la que se inició la colección del Museo

 

 

Ancla del barco “San Emeterio” (1887-1952) donada por el ayuntamiento de Santander

 

 

 

 

Ancla del “Cabo de Palos” (1885-1911) donada por el ayuntamiento de Avilés

 

 

 

 

Ancla del “Aegean Sea” (1973-1992), donada por el ayuntamiento de La Coruña

 

 

 

 

Ancla del “Castillo de Salas” (1980-1986), donada por el ayuntamiento de Gijón

 

 

Nuestra Señora de Atocha

La ciudad de San Agustín rinde homenaje a las rutas de la cultura y conocimiento que los Océanos nos facilitan

Cuando salió de Cuba en su primer viaje, en el año 1622, el galeón español de 500 Toneladas se hundió en el Estrecho de La Florida. Tres siglos más tarde fue recuperada por el descubridor de tesoros, Mel Fisher. El ancla permaneció al cuidado en la ciudad de San Agustín, La Florida (EEUU), a fin de ser presentada a los habitantes de Avilés, cuna del fundador de nuestra ciudad, don Pedro Menéndez (12 de octubre de 1999)

 

Ancla del yate “Fortuna” cedida por Patrimonio Nacional para su instalación y exhibición en el “Museo de Anclas“, en La Peñona (Salinas)

 

 

 

 

Se puede disfrutar del Museo a lo largo de La Peñona, con la Playa de Salinas al fondo

 

 

 

  III

La “Semana Cultural”, de Salinas

A Salinas acudíamos, a la llamada de Agustín, gentes tan variopintas como el escritor Alberto Vázquez Figueroa, el periodista Manuel Martín Ferrán, el periodista y presidente de la Fundación “Titanic”, Jesús Ferreiro, Delfina Taboada, de la UNESCO, catedráticos de la Universidad de Oviedo, Rafael Lobeto Lobo, pintores como el leonés Ramón Villa, cantautores como Pipo Prendes, Francisco Arias, exalcalde de Castrillón, ingenieros de la Administración marítima, autoridades, empresarios y gentes de todo tipo y condición a las que nos unía el amor a la mar y la amistad con Agustín Santarúa.

Un buen día, nos reunimos Antonio Masip (entonces alcalde de Oviedo), Francisco Vázquez (alcalde de A Coruña), Juan Morano (alcalde de León), Manolo Huerta (alcalde de Santander) y otros alcaldes y representantes de la zona, incluidas las autoridades locales de Castrillón, y, al pairo de la Semana Cultural, empezamos a hablar de cuestiones básicas como la de luchar y defender nuestro futuro y el de nuestros hijos, puesto en peligro por la desindustrialización de la zona y la falta de opciones concretas alternativas; muchos creíamos (y seguimos creyendo), que una decidida potenciación de las inversiones públicas, podría servir para retomar posiciones históricas de empleo y generación de riqueza y actividad: no sólo ya la industria o las infraestructuras tradicionales, carreteras y ferrocarril, sino entrando de lleno en nuevos “yacimientos de empleo”, como la cultura, el turismo o el medio ambiente, sectores que están sustituyendo al peso que la industria tenía hasta hace poco tiempo.

En dicho marco tuve la oportunidad de pronunciar una conferencia, promoviendo la idea de un Eje Atlántico que defendiera nuestros intereses comunes, idea posteriormente asumida por las Cámaras de Comercio y algunos Gobiernos autonómicos, entre ellos, el vasco.

Así lo reconoció el alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, quien, con motivo del acto de entrega del ancla del “Mar Egeo“, declaró a los medios de comunicación de Galicia y Asturias en marzo de 1993:”

“La necesidad de que Salinas sea recodada como la población en que se hizo un primer llamamiento por parte del anterior alcalde de Bilbao a la creación del hoy denominado Arco Atlántico” (recogido en el libro “La política de otra manera“, 1993, pág. 153).

Salinas, por su situación geográfica privilegiada, podría muy bien representar un lugar de encuentro turístico y económico de la Fachada Atlántica peninsular y actuar como caja de resonancia de la potenciación del Eje Atlántico, de las rutas por carretera y ferrocarril, dinamizando el turismo, la cultura y el medio ambiente.

IV

¿Por qué no reconocer al impulsor del Museo, la Semana Cultural y otras iniciativas?

Creo que ha llegado la hora de hacer un reconocimiento a Agustín Santarúa, para recordarlo vinculado al Museo y a Salinas, dándole su nombre al Paseo Marítimo que nos lleva hasta el Museo (que aparece en la primera de las fotos), o por medio de algún otro tipo de reconocimiento oficial.

Su memoria se lo merece.

Termino este comentario con algunas fotos de Agustín Santarúa, en su papel de principal impulsor de iniciativas como la del Museo de Anclas o la Semana Cultural y apasionado defensor de Salinas y de Asturias, de sus gentes y de su futuro.

Animo a los visitantes del blog, principalmente a los que en su día compartieron alguna iniciativa con Agustín Santarúa, a sus amigos y a las autoridades de Castrillón, a que, con un comentario en este blog o por cualquier otro medio, impulsen esta petición.

Muchas gracias. 

 

Read Full Post »

Ángeles González-Sinde y Álex de la Iglesia, en la entrega del Premio Nacional de Cinematografía a este último en el Festival de Cine de San Sebastián. 

 

No se puede pasar de ser el mejor a ser odiado en un solo día. Si dimite, tendrá sus razones.

Y dimite cuando él quiere no cuando le pueda convenir a la Ministra de Cultura, a la que se le podría preguntar, incluso ahora: y vd. ¿va a dimitir?, lo mismo que ella repreguntó, con poco sentido de la oportunidad y de respeto a la profesión, cuando un periodista le interpeló algo tan lógico y de actualidad como que si ella había pensado en dimitir cuando su proyecto de Ley fue rechazado en el Congreso de los Diputados.

Y si Álex de la Iglesia dimite, en una decisión personalísima, él decide cuándo y cómo lo hace, que no venga nadie a imponerle. Por ello me parece inaceptable que interfieran en algo que no les compete, haciendo declaraciones sobre quién debe ser su sucesor (en este caso, sucesora),  cuándo debe dejar el cargo y, lo que es más serio, dejando caer insinuaciones, caldo de cultivo para que en algunos medios de comunicación se arremeta contra Álex de la Iglesia.

 !Ya está bien¡

Conocí a Álex de la Iglesia cuando él era un joven intrépido, valiente y entusiasta. Comimos una vez en uno de las restaurantes míticos de Bilbao, entonces  llamado Kaskagorri, situado en una bella atalaya desde la que se divisa lo más de Bilbao, como la Ría, y todo lo nuevo y bello que se ha hecho alrededor de ella. Éramos varios en la mesa. En aquella época, yo era alcalde de la Villa, menos joven que Álex, pero coincidía con él en el deseo de descubrir nuevas cosas, innovar, apostar por lo nuevo y diferente, asumiendo riesgos. Ambos creíamos, vitalmente, que el poder es para ejercerlo, no para mantenerse en él a toda costa. 

Desde entonces han pasado más de 20 años. Le he vuelto a ver esporádicamente, mas bien poco. En alguna ocasión en la Aste Nagusia de Bilbao, él acostumbraba a visitar nuestra txozna en la Plaza Circular, y charlábamos un rato acompañados de un kalimotxo o una caña de cerveza. Pero nada más.

Sólo defiendo que se le debe respetar en su decisión. Él es el mismo creador, el mismo líder, la misma persona y el mismo director de cine que ha sido hasta hoy.

Le deseo a Álex de la Iglesia suerte y éxitos en el futuro para que los cinéfilos sigan disfrutando con sus películas.

¡Ah!, espero que el Jurado de los Goya no se deje influenciar por cierta campaña que le están haciendo desde algunas instancias institucionales que no quieren entender al que va a dimitir quizas porque les haya podido estropear sus planes, diciendo que el acuerdo de algunos partidos políticos, aunque representen a muchos millones de personas, no es tan bueno como nos quieren hacer creer. Por ahí se deben filtrar algunas declaraciones de los responsables políticos del Ministerio de Cultura, seguro…

Miles de internautas apoyan a de la Iglesia en Twitter, entre ellos Pérez-Reverte, en la forma que algún medio de comunicación titula como la invasión de las narices coloradas)

Read Full Post »

Resulta increible que  “Chillida Leku” se vaya a cerrar. Desconozco los datos concretos de explotación del Museo, pero no es razonable que algo tan hermoso como este museo al aire libre de uno de los artistas vascos más universales no encuentre una forma de hacer compatibles los intereses privados con los públicos.

Como pueblo vasco no tenemos tantas obras de arte que mostrar al mundo como para que permitamos que se cierre “Chillida Leku“.

Lo menos que podemos hacer como ciudadanos es exigir a nuestras autoridades que se sienten a negociar con los gestores del museo y, con transparencia, encuentren una fórmula de hacer viable la continuidad del museo.

El año pasado, los alcaldes vascos nos reunimos en “Chillida Leku” para conmemorar el 30 aniversario de las primeras elecciones locales democráticas (1979-2009). En calidad de exalcalde de Bilbao y expresidente de la Asociación de Municipios Vascos EUDEL asistí al acto y tomé unas fotos de recuerdo.

Os dejo una pequeña muestra de la belleza del lugar y de algunos de los alcaldes allí presentes.  

De izquierda a derecha, José María González Zorrilla, exalcalde de Muskiz (Bizkaia) y expresidente de EUDEL, Xabier Aguirre, exalcalde de Getxo y José Manuel  Martiarena, exalcalde de Urnieta (Gipuzkoa)

Varios de los alcaldes del País Vasco elegidos tras las primeras elecciones democráticas de 1979 reciben un recuerdo conmemorativo en “Chillida Leku”

Alcaldes que en la actualidad son miembros de la Junta Directiva de EUDEL. De frente y de izquierda a derecha, el alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, el presidente de EUDEL, Jokin Bildarratz, y el alcalde de Amurrio, Pablo Isasi

“Chillida Leku” merece seguir abierto al público

Read Full Post »

Hace unos pocos meses inicié esta sugestiva travesía en las redes sociales y abrí este blog, inicialmente subtitulado como “El Control de las cuentas públicas“.

Desde mi experiencia en la empresa privada y en la Administración Pública, así como desde mi actual trabajo y actividad investigadora en dos campos tan distintos e interesantes como las Cámaras de Comercio y los Tribunales de Cuentas, pretendía transmitir, a quien estuviera mínimamente interesado, unas ideas tan variopintas como mis opiniones y actuaciones en la política,  la auditoría pública o la fiscalización de las cuentas públicas.

Antigua sede de la Cámara de Comercio de Bilbao

He pasado de gestor (de la empresa privada y de lo público), a controlador de los que gestionan y la doble perspectiva me ha enriquecido.

Venía  de estar cerca de veinte años en la gestión de la Administración pública, por lo que consideraba que podía aportar mi experiencia en ambos lados de la mesa: desde el lado de quien decide las inversiones públicas y desde quien controla a los que toman las decisiones. Los que me estáis visitando en el blog sois quienes podéis juzgar si estoy acertando en la pretensión inicial.

Posteriormente abrí el abanico de comentarios en el  blog para contar cosas de Bilbao y de sus gentes, de su historia y del presente, aspectos jurídicos y políticos, económicos y otras sensaciones que me sugiere la realidad actual.

El resultado ha sido, al menos para mí, sorprendente: hasta hoy, 10.133 visitas, y lo que aún creo que es más relevante, 1.095 comentarios de todo tipo a lo largo de 72 entradas o posts que he escrito hasta ahora.

Muchísimas gracias a todos.

Soy hijo, nieto y biznieto de marinos (de Plencia, Bizkaia, Euskal Herria), que navegaron por todos los mares del mundo (véase Capitán Gorordo; Historia y vidaCuentos de Klin klon).

Me entusiasma la navegación, la bitácora, el sextante y la brújula. También los riesgos y la necesidad de establecer un buen rumbo para llegar a puerto seguro.

 José María Gorordo Igartua, capitán de barco con veinte años, cuyas hazañas marinas aparecieron en las revistas  “Cuentos de Klin-Klón” (1935)Vida Vasca (1942) e Historia y Vida 

 

Hilario Gorordo Artaza, abuelo paterno, capitán de la marina mercante y alcalde de Plencia (1916 a 1921); el retrato se halla en el Museo Marítimo de la villa marinera, obra del pintor Jenaro Urrrutia y donado por mis primos, Francisco José, Maybe y Alicia Gorordo

 

Vuestra colaboración/participación, como lectores o como protagonistas de vuestras propias opiniones (favorables, matizadas o contrarias a lo por mí expresado), me animan a seguir adelante en esta apasionante aventura.

 

 

 

 

 

 

En la foto de arriba, el edificio verde, antigua sede de la Cámara de Comercio de Bilbao: en ella desempeñé el cargo de secretario-director hasta febrero de 1997, inaugurada en la década de los años 1980, siendo presidente Antonio Madariaga Zobaran, plenciano como yo, y uno de los grandes  profesionales que siempre ha apoyado al nacionalismo vasco, incluida la difícil época de las postrimerías del franquismo (le vetaron para presidente de Petronor, precisamente por ello, aún cuando había sido muchos años el primer ejecutivo de la refinería de petróleos).

 En la foto de la izquierda, Antxon Lafont, quien fuera director de la Cámara de Comercio de Bayona y posteriormente, presidente del Consejo Económico y Social del País Vasco, y Antón Madariaga, a la derecha, me acompañan el día de la investidura como doctor en Derecho por la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea.

 Las cuatro fotos siguientes representan el nuevo Bilbao de 2010,  que se ha puesto de cara al río Nervión. En la última, el corazón de la Villa, los “Jardines de Albia”, en el otoño de 2010, en el que se puede compartir un descanso en un banco con Antonio Trueba, “el de los cantares” (Montellano, Galdames, Vizcaya, 1819, Bilbao, 1889)  recordado, sentado en una bella escultura de Benlliure; como anécdota Jorge Oteiza me propuso un día de 1988, siendo yo alcalde de Bilbao, que se girara la escultura para que “Trueba diera la cara al Palacio de Justicia, y no “el trasero””, y así se hizo, en un acto en el que también intervinieron el ilustre escritor Elías Amézaga y el concejal de Cultura, Mikel Ortiz de Arratia (Gregorio San Juan publicó en 1989 una selecta antología de textos de Trueba)

Read Full Post »

I

¿Un segundo Guggenheim para el País Vasco?

LLevamos más de un año con esta polémica, basada, como suele ser en estos casos, más en el protagonismo político-institucional que en un debate público económico-cultural racional. Mientras el Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao, impulsa, con la Diputación Foral al frente, los procedimientos para construir un nuevo museo con la marca “Guggenheim”, el Gobierno Vasco, asumiendo un extraño papel de oposición, trata, por todos los medios, que son muchos, de impedirlo (véase los varios comentarios anteriores de este blog en relación con las incalificables actuaciones del Gobierno Vasco para detener nuestro proyecto del cubo de la Alhóndiga, gobierno presidido en los años 1987-1990 por el nacionalista vasco José Antonio Ardanza, siendo también del PNV el entonces responsable de Cultura). En diciembre de 2010 parece que se han suavizado algo las relaciones entre ambas instituciones aplazando, de momento, la polémica.

En 1987, el alcalde de Bilbao (el titular de este blog), era del PNV y el mismo partido dirigía el Gobierno Vasco. En el programa electoral del PNV de Bilbao figuraba expresamente la construcción de un centro cultural cívico, participativo, en la vieja Alhóndiga.

Ahora, la Diputación de Bizkaia está en manos del PNV y el Gobierno Vasco, del PSE-PSOE.

Pero hay más diferencias: a José Luis Bilbao le apoya  incondicionalmente la cúpula del PNV, con Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar a la cabeza, mientras que a nosotros, salvo algún tibio intento de Josu Bergara, a la sazón Secretario del EBB del PNV, la dirección del PNV hizo muy poco para exigir al Gobierno Vasco (dirigido, insisto, por personas del mismo partido) el respeto a las decisiones democráticas del ayuntamiento de Bilbao y permitió que se incumpliera el compromiso político que había asumido el PNV para con el pueblo de Bilbao en el programa electoral. El jefe de Josu Bergara se dejó guiar más por unos amigos suyos que por el compromiso adquirido con los bilbainos/as (léase en un post anterior, el desarrollo de una reunión que mantuve siendo alcalde de la Villa con los máximos responsables del PNV y el arquitecto autor del proyecto, Francisco Javier Sainz de Oiza, en el interior del edificio de la Alhóndiga de Bilbao).

¿Qué hizo en 1989 el Gobierno Vasco? Simplemente utilizó una “extraña” Junta para una “supuesta” protección del patrimonio, compuesta por personas de la confianza del lehendakari y del consejero de cultura, elegidas “a dedo”, para paralizar el proyecto. Así coadyuvaron decisivamente en mi dimisión como alcalde de la Villa y contribuyeron igualmente a mi expulsión posterior del partido al que ellos dos pertenecían…(queda dicho así, en pretérito imperfecto de indicativo del verbo pertenecer).

José Luis Bilbao, no obstante, tiene una incuestionable baza en sus manos: los ciudadanos de este País han visto que no se les puede engañar con argumentos económicos en contra del proyecto, puesto que una inversión pública de esas características siempre resulta rentable en términos de costo-beneficio por el turismo que genera y por los servicios y consiguientes puestos de trabajo que promueve.

En mi época de alcalde también lo argumentábamos, pero como el resultado se mantenía como una incógnita al no haber sido experimentado, era más fácil argüir por parte de la oposición y también y sobre todo por los envidiosos de “casa”, que iba a ser un despilfarro, que no podíamos pagarlo y también crear dudas sobre unas supuestas sombras o sobre cómo se iban a limpiar los cristales del edificio…

En eso, José Luis Bilbao ahora lo tiene mucho más fácil…

II

Mikel Ortiz de Arrratia, ex concejal de cultura del ayuntamiento de Bilbao, propuso recientemente que el nuevo Museo, en lugar de acogerse a la  marca Guggenheim, lo haga por medio del Museo Hermitage, de San Petersburgo (antigua Leningrado, en la Rusia Báltica). En su escrito, una de las razones esgrimidas era que en el año 1990 firmamos un convenio de colaboración entre el Museo de Bilbao y el Museo Hermitage (y un acuerdo de intenciones con el alcalde de la entonces Leningrado, Sovchack, cif. en mi libro, “La política de otra manera“, F-124) para intercambio de exposiciones (aporto las fotografías de la firma del convenio de colaboración firmado por el alcalde de Bilbao y el director del Museo, para los incrédulos o para quienes desde el ayuntamiento de Bilbao hubieran podido extraviar el documento…).

Acto de la firma en San Petersburgo (Rusia), en 1990, del acuerdo de exclusividad entre Mikhail Piotrovsky ( entonces director del Hermitage y padre del actual director), a la izquierda y el titular de este blog, José María Gorordo, entonces alcalde de Bilbao y Presidente de turno del Museo de BBAA

Para quienes no lo conozcan, el Museo Hermitage está situado en San Petersburgo, a orillas del río Neva, y dispone de cinco edificios: El Palacio de Invierno, El Teatro Hermitage, El Hermitage Pequeño, El Hermitage Viejo y El Nuevo Hermitage, formando un hermosísimo complejo arquitectónico.
A día de hoy se pueden contemplar en él casi tres millones  de obras y objetos artísticos de todas las épocas originarias de Europa y Oriente.
Fue Pedro el Grande el que inicia la historia de este Museo, al adquirir algunas obras de arte entre las que se encontraba David despidiéndose de Jonathan, de Rembrandt y La Venus de Táurida, aunque parece ser que el Museo se inicia de forma oficial en 1764, cuando le es saldada una deuda a Catalina II con 225 cuadros por parte de un comerciante alemán, tras lo cual y con el afán de tener la mayor colección de entre todos los monarcas de la época, comenzó a comprar todo lo que estuvo a su alcance en las subastas de arte de Europa.
Declarado Museo Estatal el 5 de febrero de 1917, está considerado la más completa pinacoteca del mundo.

Creo que es una opción que debe estar presente en la mesa de las instituciones y, en concreto, animo desde aquí a José Luis Bilbao a que la analice con interés.

Ellos disponen de todos los datos de la alternativa que manejan y seguro que el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, podrá acceder al convenio firmado con el Hermitage (que, sin duda, debe estar en los archivos municipales), y poner a disposición de José Luis Bilbao y Josune Aristondo el documento que, aunque antiguo y no ejecutado en sus términos, bien pudiera servir de base de análisis de la alternativa propuesta por Mikel Ortiz de Arratia, que a mí me parece muy sugerente puesto que si viniera al País Vasco el Hermitage dispondríamos de los dos mejores museos del mundo.

En todo caso, apoyo a la Diputación de Bizkaia a que siga adelante con la idea, sea con el Museo Hermitage o sea un Guggenheim II, que no es otra que la de potenciar una bellísima comarca de Bizkaia y lograr un indudable beneficio económico para la zona y el resto de Euskal Herria con el efecto motor que indudablemente se genera.

Además, en época preelectoral, bueno sería que se debatieran públicamente estas iniciativas entre todas las fuerzas políticas sin excepción de ninguna clase.

youtube.com/watch?v=KRFTEqT1QJU&…

http://www.youtube.com/v/WHkd4RmB9Ts?fs=1&amp;hl=es_ES”></param><param

Read Full Post »

A lo largo de seis entradas, he contado lo que viví en primera persona en relación con el proyecto del “Cubo de la Alhóndiga“, que propusimos a los bilbainos dentro del programa electoral para las elecciones municipales de 1987.

Termino con una breve reflexión a modo de conclusión de los comentarios anteriores:

En el año 2010, se ha inaugurado el centro, con el nombre de AlhóndigaBilbao, como espacio cultural y de ocio para Bilbao. El edificio ha sido remodelado en su interior, dejándose prácticamente intacto el exterior, desperdiciando una gran parte de las oportunidades que ofrecía nuestro proyecto.

En mi recuerdo,  y estoy seguro que en el de muchos bilbainos, quedará grabado nuestro proyecto, abortado, el  del Cubo de la Alhóndiga, en el que participaron Francisco Javier Sainz de Oiza, Juan Daniel Fullaondo y Jorge Oteiza, todos ellos arquitectos y artistas vascos de prestigio internacional, sometidos a una injusta persecución por la mediocridad de quienes no estaban a su altura profesional,  y por el que luché entusiástica y denodadamente como Alcalde de la Villa:

 

Maqueta del Centro Cultural de la Villa de Bilbao (Archivo General del Ayuntamiento de Bilbao)

En cualquier caso, y aunque sigo pensando que no se ha hecho todo lo que se podía hacer, finalmente Bilbao cuenta  con un centro para la cultura y el ocio, nuestro compromiso electoral en 1987, habilitándose algo que ha estado más de 30 años sin saber qué destino darle, demostrándose que no fue “un mal sueño que tuve tras pasar una mala noche“, como afirmó un conocido político de la época.

!Bienvenida, AlhóndigaBilbao¡

Read Full Post »

Además de recibir apoyos desde todos los rincones de Extremadura, los Hogares y Centros Extremeños radicados en el País Vasco, de Bilbao, San Sebastián y Vitoria,  pasando por Bermeo, Zarautz, Mondragón, Renteria, Lasarte, Ermua, Irún, Erandio, Portugalete, Andoain, Barakaldo, Santurce, Sestao, Llodio o Durango, así como la inmensísima mayoría de sus socios y socias, e incluso amigos de otras ciudades y comunidades autónomas como Navarra, Madrid (Getafe, Carabanchel, Leganés, Arganda, Parla, Pinto, Valdemoro, Móstoles, Fuenlabrada…), Cataluña (Barcelona, Tarragona, Lérida, Salou, Cambrils, Santa Coloma de Gramanet, Rubí, Hospitalet…) o Valencia y hasta del Principado de Andorra y Jerez de la Frontera,  se vuelcan en apoyo a Pepe Extremadura, pidiendo, de manera unánime, que las autoridades extremeñas concedan a Pepe la Medalla de Extremadura.

Hasta el 14 de julio, son ya más de 5.300 las personas que se han acercado a este blog en apoyo del cantautor extremeño, de las que más de 1.000,  la mayoría de las cuales están escritas en nombre de familias enteras o asociaciones de diverso tipo, han dejado escrito un comentario-testimonio de las razones por las que defienden la concesión de tal galardón a Pepe.

Además de lo recogido expresamente en este blog, que se puede ver accediendo a los numerosos comentarios recibidos, muchos ayuntamientos de Extremadura y personalidades del mundo de la política (sean del PSOE, PP, PNV o IU, entre otros), del mundo de la canción, y representativas de la vida cultural, social o artística, están manifestando su apoyo a Pepe Extremadura, directamente ante las autoridades extremeñas.

¿Hay alguien que pueda acreditar más y mejores razones como para que, por fin, se reconozca el mérito de este extremeño de bien?

Pepe, con su padre, José Robledo, uno de sus cuñados (izquierda) y el autor de este blog

Pepe, con su familia, en las escalinatas del ayuntamiento de Bilbao en donde su padre (q.e.p.d.) recibiría un homenaje.

Vista de la ría de Bilbao, desde el balcón del ayuntamiento, en el que el padre de Pepe, por sus 40 años de trabajo en “Viviendas Municipales”, recibió un emotivo homenaje. En primer plano destaca una obra del gran escultor guipuzcoano Jorge Oteiza.

 Está claro que, en esta ocasión, las autoridades extremeñas lo tienen muy fácil; al menos, a mí así me lo parece.

http://www.youtube.com/v/sGiJZqGLkC8?fs=1&amp;hl=es_ES”></param><param

Read Full Post »

Older Posts »