Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21/04/10

En la edición de ayer 20 de abril, del diario “El País” (País Vasco), el viceconsejero de seguridad del Gobierno Vasco (lo rubrica como tal), “despedía” al ex obispo de Bilbao en un artículo titulado “Blázquez y los funerales por las víctimas“, con la siguiente conclusión:

“Señor Blázquez. Usted no tuvo dificultades para oficiar los funerales por las víctimas del terrorismo. Si algo dificultó su labor pastoral y profética fue el miedo. Su miedo a la poderosa sociedad nacionalista, tan influyente, tan enferma y tan cruel“.

Del conjunto del artículo, fácilmente se colige que el Sr. Iturrriaga se está refiriendo a la sociedad nacionalista vasca, aunque omite la referencia explícita “vasca”.

Sin perjuicio de sus referencias al obispo, que no me corresponde responder, al Sr. Iturriaga hay que decirle dos cosas:

Primero, que en este país, Euskadi, Euskal Herria, Vasconia o País Vasco, conviven (¿?) dos nacionalismos: el vasco y el español. De ahí, una primera matización y profunda discrepancia con el artículo: !Qué fácil es atribuir la expresión “nacionalistas“, en exclusiva a quienes somos “nacionalistas vascos” y reservarse la expresión “no nacionalistas“, no sólo para los que sinceramente no son nacionalistas de ningún tipo (mas bien, pocos), sino también para los “antinacionalistas vascos” y los “nacionalistas españoles“, que haberlos, “haylos” y bastantes. Si además, se atribuyen valores negativos a los “nacionalistas”, sin especificar a cuál de los dos nacionalismos se refiere, la estrategia de propaganda ideológica ya está montada.

Sólo falta el apoyo mediático y la reiteración del mensaje para el logro de los objetivos de lo que algunos llaman la “normalización del País Vasco”.

Pero no va a resulta nada fácil que lo logren porque cuantos más artículos como el del Sr. Iturriaga aparezcan, quedará más al descubierto su estrategia, su intento de eliminación de los sentimientos de pertenencia a un pueblo, el vasco, a una nación, la vasca precisamente, reconociendo las de los demás pueblos con respeto. 

Lo que conseguirán será justo lo contrario.

Si además,  los insultos (como son la atribución a la sociedad, en su conjunto, de calificativos tan indignantes como sociedad  “tan enferma” y “tan cruel“), provienen de un alto cargo del Gobierno Vasco,  la responsabilidad es muy grave. La libertad de expresión no autoriza al Sr. Iturriaga a menospreciar y ultrajar de esa manera a una gran parte de la sociedad a la que debe servir que, de acuerdo incluso con las elecciones por las que él es autoridad pública, es bastante más del 50%.

La misma crítica y reproche merecería este u otro artículo si se refiriera de esa manera a la “sociedad nacionalista española”.

Sólo queda exigir una rectificación pública del viceconsejero por tan grave improperio a la que, con falta de rigor y precisión, denomina “sociedad nacionalista”.

Read Full Post »